Mi pedido

Total 0.00 €
0
Pedidos L-V de 10h a 15:30h y S-D de 11h a 14:30h
*Los pedidos se deben realizar aproximadamente 2h antes de la recogida
Portada > Blog

El huevo: falsos mitos.

 

El huevo, fácil de preparar, delicioso, nutritivo y saludable. 

El huevo es protagonista de todo tipo de preparaciones culinarias, desde los platos “de toda la vida”, los más sencillos y populares, hasta los más selectos de la cocina moderna. Pero también ha sido protagonista de multitud de acusaciones que pese a no ser ciertas, han logrado en ocasiones mantenerlo alejado de nuestro paladar.

En este artículo queremos desmontar algunos de los falsos mitos que han perseguido al huevo, así como ofrecerte algunos consejos básicos para que puedas manipularlos con tranquilidad.

 

Desmontando los falsos mitos del huevo:

  • Protagonista de intoxicaciones alimentarias, principalmente por salmonelosis. Ciertamente con el huevo como con otros alimentos, hay riesgo de toxiinfección, pero la culpa no la tienen ni el huevo ni otros ingredientes, sino la falta de medidas de higiene alimentaria. Por ello, en el ámbito doméstico es imprescindible extremar la higiene y la precaución en la cocina para evitar la proliferación de ésta y otras bacterias. En el sector de la hostelería existe una reglamentación específica que limita y controla su uso. 
  • Demasiado colesterol: durante años hemos sucumbido a la creencia de que era necesario limitar su consumo por este motivo, sin embargo, estudios recientes, han demostrado que tomar hasta 1 huevo al día no eleva el riesgo cardiovascular en personas sanas y que el consumo de un huevo diario puede ser compatible con una dieta cardiosaludable.
  • Muy calórico: Dos huevos medianos aportan aproximadamente unas 141 calorías, lo que representa el 7% de la cantidad diaria recomendada en la dieta de un adulto. Además es un alimento muy saciante que puede ayudar en cualquier dieta de control de peso.

No obstante, pese a que se han demostrado claros beneficios sobre sus propiedades nutricionales, siempre hay que seguir las pautas recomendadas por nuestro médico, en especial en casos de personas con colesterol alto y sobrepeso.

 

Recomendaciones de manipulación:

Otros de los aspectos que pueden generar mala fama al huevo son aquellos relacionados con su manipulación, por ello queremos darte algunas normas básicas para que las incorpores en tus hábitos, desde que inicias la compra hasta su cocción.

 

En primer lugar, te recomendamos que revises en el supermercado que los huevos están en buen estado, ya que las bacterias como la salmonella pueden aposentarse sobre la cáscara a la espera de una grieta que les permita penetrar en su interior. Si esto lo observamos en nuestro hogar, lo más aconsejable es que desechar ese huevo.

 

Por lo que respecta a la refrigeración, ¿por qué deben estar en nevera, si en el supermercado no lo están?

Los cambios bruscos de temperatura pueden provocar la condensación de agua en la cáscara y esto conllevaría un aumento en el riesgo de contaminación. Por ello, una vez en casa, conviene guardarlos en la nevera para conservar su frescura.

El almacenaje debería ser preferiblemente en aquellas localizaciones de la nevera que tienen una mayor temperatura. La zona de la puerta es la que produce más fluctuaciones de temperatura, por ello no es una localización recomendable.

Y por último una de las dudas más habituales; ¿hay que lavar los huevos?

Nuestra recomendación es que no. La cáscara del huevo es porosa y posee una fina película protectora, lavar los huevos facilita una entrada de posibles microorganismos hacia el interior del huevo, donde se produciría una rápida proliferación de los mismos.

Por ello lo más recomendable es limpiar los huevos con un trapo seco y nunca separar las claras de las yemas con la propia cáscara, sino emplear utensilios específicos para ello.

 

 

 

Etiquetas
huevo, cocina, alimentos, conservación, falsos mitos,
Arriba Volver Atrás

Newsletter

Suscríbase para recibir todas las noticias en tu correo electrónico

TOMATE.LO
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.